viernes, enero 27, 2006

Juan Crisóstomo Falcón

Hoy se cumple un año mas del nacimiento de Juan Crisóstomo Falcón, quien le da el nombre a el Estado Falcón y aquí tienen una pequeña biografía para ayudar a rescatar nuestra memoria histórica y conocer un poco mas de nuestros próceres.
Nace en Hato Tabe (Edo. Falcón) el 27.1.1820. Muere en Fort-de-France (Martinica) el 29.4.1870. Junto a Ezequiel Zamora lideró el movimiento que a partir de la sexta década del siglo XIX, enfrentó a federalistas y a centralistas. Fueron sus padres José Ildefonso Falcón y Josefa Zavarce. Fue el único hijo varón de su núcleo familiar; su hermana Estefanía contrajo nupcias con Ezequiel Zamora. A temprana edad cursó estudios en el Colegio Nacional de Coro, bajo la dirección de Mariano Rendiles, aprendiendo en dicha institución la doctrina cristiana, filosofía, letras, aritmética, gramática, latín y francés. Su carrera militar la inicia en defensa del régimen del general José Tadeo Monagas en el combate de Taratara (6.4.1848), enfrentándose al general paecista Judas Tadeo Piñango, como comandante de una columna bajo las órdenes de los generales Antonio Valero y Trinidad Portocarrero. El 18 de agosto de 1849, actúa en el combate La Bacoa (Coro), como jefe de una columna, venciendo al general Francisco Carmona. Derrotada la revolución liderada por José Antonio Páez, Juan Crisóstomo Falcón se encarga de la Comandancia de Armas de Maracaibo. En 1853 es ascendido a general de brigada, jerarquía con la cual le tocó hacer frente a la revuelta que auspiciada y comandada por el coronel Juan Garcés en la península de Paraguaná, buscaba derrocar al gobierno de José Gregorio Monagas. Falcón finalmente derrotó el movimiento insurreccional de Garcés, primero en la batalla de La Salineta, y de manera definitiva en Coduto, cerca del istmo de los médanos. Luego de este triunfo militar, se dirige a la provincia de Barquisimeto a fin de combatir la revuelta del general Juan Bautista Rodríguez, avanzando sobre Siquisique y Carora, capturando al general Clemente Fonseca, aliado de Rodríguez.
En 1857 es nombrado por el Congreso, general de división y jefe de armas de la provincia de Barquisimeto. Ese mismo año contrae matrimonio en Jacuque (península de Paraguaná) con Luisa Isabel Pachano Muñoz. El 5 de marzo de 1858, al estallar en Valencia la Revolución de Marzo en contra el gobierno de José Tadeo Monagas, Falcón se mantiene fiel al régimen pese a ser invitado a participar el dicho movimiento. Aunque este proceso revolucionario triunfó, al poco tiempo los decretos del nuevo gobierno del general Julián Castro no tardaron en crear roces y tensiones en el propio seno de los liberales; esta situación y la inestabilidad del gobierno hicieron inminente el estallido de un conflicto armado. Falcón y su cuñado Ezequiel Zamora, quienes se abstuvieron de participar en la Revolución de Marzo, fueron perseguidos por el régimen de Castro. El 7 de junio de 1858, Falcón es expatriado rumbo a las islas de Bonaire, Aruba, y Curazao. Una vez en el exilio, inicia su labor como conductor del proceso revolucionario, encabezando las acciones de los exiliados políticos que se encontraban en las islas del Caribe. Finalmente, el 22 de marzo de marzo de 1859 invade Venezuela Ezequiel Zamora por La Vela de Coro, en compañía de José Desiderio, Napoleón Sebastián Arteaga, José Gabriel Ochoa y otros. Por su parte, Falcón permaneció en el exilio, asumiendo Zamora el rango de jefe de operaciones del Ejército Federal de Occidente, iniciando de esta manera las acciones bélicas en el occidente del territorio. Zamora erige el “estado independiente en Coro” en lo que era la antigua provincia del mismo nombre, ejerciendo desde allí el poder de la Federación Nacional. Mientras Zamora desarrollaba intensas operaciones por los llanos occidentales, Falcón se encontraba en Curazao desplegando gestiones orientadas a facilitar la adquisición del parque necesario que garantizara el éxito de la campaña militar. A mediados de 1859, desembarca en Palma Sola, en las inmediaciones de El Palito y, a partir de este momento, comienza su participación activa en el territorio venezolano a favor de la idea de la Federación, liderando las siguientes acciones militares: batalla de La Cruz (13.9.1859); toma de Barquisimeto; combate de Siquisique (3.10.1859); nuevo combate de Barquisimeto; batalla de Santa Inés (10.12.1859); combate en Barinas; combate de La Sabana (11.12.1859), y el sitio de San Carlos (9.16.1.1860), durante el cual Ezequiel Zamora es asesinado de un balazo. A partir de este momento, Falcón asume tanto la jefatura como la conducción militar del movimiento federalista. En la batalla de Coplé (17.2.1860) es derrotado por el general León de Febres Cordero, decidiendo dividir al Ejército Federalista en 3 cuerpos; acción que le será duramente cuestionada. Durante este tiempo se dirige a Bogotá en busca de recursos para continuar la guerra y al no obtenerlos, marcha a las Antillas. En Saint Thomas, Curazao, Aruba y Haití, los consigue y con ellos y un puñado de compañeros pone de nuevo pie en tierra venezolana en julio de 1861. Luego de desplegar diversas operaciones militares durante todo el año 1861, en diciembre sostiene en el campo de Carabobo unas infructuosas conversaciones de paz con el general José Antonio Páez, entonces a la cabeza del Poder Ejecutivo, por lo que regresa a Falcón.
En 1862 reinicia la actividad militar al dirigir la batalla de Pureche (21.1.1862) en la cual derrota al coronel Ramón Castillo Marzal; en el combate de El Corubo (4.2.1862), vence al coronel Jorge Sutherland y en la batalla de Mapararí o La Peñita (2.4.1862) al general Facundo Camero. El 7 de abril de 1863 efectúa el sitio de Coro, pocos días antes de la firma del Tratado de Coche que pone fin a las hostilidades entre centralistas y federalistas. Posteriormente, el 17 de junio del mismo año es designado presidente provisional de la República por la Asamblea de La Victoria; el 24 de diciembre de 1863 es elegido presidente provisional por la misma asamblea y como tal continúa en el poder, juramentándose el 21 de enero de 1864. Al día siguiente (25.12.1863), la Asamblea Constituyente le confirió el título de “Gran Ciudadano” y el grado de Mariscal. En octubre de 1864 es elegido presidente constitucional y ratificado como tal por el Congreso el 18 de marzo de 1865. A fines de 1866, renuncia a la presidencia y se retira a Coro, hasta que con el triunfo de la Revolución Azul (25.7.1868) es expulsado del país. El 24 de abril de 1870, casi paralelamente al triunfo de la Revolución Liberal acaudillada por Antonio Guzmán Blanco, muere en una habitación del hotel Toulouse de Fort-de-France (Martinica), como consecuencia de un cáncer en la laringe. El 1 de mayo de 1874 por un decreto legislativo, sus restos fueron trasladados a el Panteón Nacional.

11 comentarios:

El Patriota dijo...

ya se sabe que el unico escualido aqui es el ANOnimo que por cierto esta perdido seguramente ya encontro a su milico jajajajajajajjajajajajaja

Anónimo dijo...

¿DIVISIONES? Mientras a los participantes en el Foro Sucial les repartía ayer el Banco Industrial 65 mil bolívares diarios y el rey de las chulerías _el franco gallego Ignacio Ramonet, uno de los motores del evento_ disfrutaba de las mieles del poder robolucionario alojándose en la suite presidencial del Caracas Hilton, en Francia gente de los grupos altermundistas más cercanos a Chávez sostenían un panel de discusión del que recibí algunas de las consideraciones. Hay mucha división y algunos de los clanes estarían a punto de separación por diversos motivos que van desde la política interior francesa hasta las visiones contrapuestas que tienen del personaje, situación esta que no hizo sino agravarse luego del escándalo en torno a los propósitos antisemitas del Presidente. Francia es el país que más ha insistido en mantener viva la crítica al líder venezolano por sus palabras del 24 de diciembre. Un connotado izquierdista francés considera que Chávez "es un experto en hacer comparaciones históricas propias de un idiota. Es un tipo con una tal confusión ideológica en su cabeza que muy bien podría dejarse engañar por un fascista que le meta en la cabeza un discurso tercermundista, antiimperialista y militar, ideas estas que germinan muy fácilmente en la cabeza y en las ambiciones de un redentor caudillesco como él. En el plano de la reflexión ideológica, Chávez no tiene nada en el cerebro, es extremadamente ignorante y provincial". Otro de los que se sienten decepcionados _a pesar del financiamiento multimillonario venezolano_ consideró a Chávez como "un exaltado nacionalista, propio de un líder de masas absolutamente carismático". Por otra parte, lo catalogan como un hombre pro palestino, sin más, dado que nunca ha manifestado mayor sensibilidad buena o mala en torno al tema judío, tema que por lo demás consideran los altermundialistas que no forma parte del imaginario venezolano. Su comentario respecto a los judíos fue un error garrafal, propio de un "irresponsable analfabeta ideológico" y esperan que el escándalo que provocó le sirva de aprendizaje para que en lo sucesivo "mantenga cerrada su bocota de narciso que habla de todo y de nada al mismo tiempo". Las diferencias entre los mantenidos izquierdistas galos afloraron en forma violenta. Están conscientes "que el gobierno de Chávez ejerce una política de alianzas internacionales, más jactanciosas e histriónicas que otra cosa, y las cuales en el fondo se practican en común con todos aquellos países que se dicen enemigos de Washington; práctica ésta que en nada le impide a Chávez mantener unas inmejorables relaciones con la Chevron-Texaco, entre otras empresas norteamericanas". En cuestiones religiosas, consideran a Chávez "un católico a medio tiempo, no practicante y autodidacta en sus discursos de cristología populista. Nada que ver con los izquierdistas tradicionales latinoamericanos, influenciados por la teología de la liberación". Respecto a los medios, en particular la prensa digital chavista, la consideran "vulgar y agresiva, con constantes alusiones sexistas y homofóbicas contra sus adversarios". En cuanto a los sites de la oposición, los consideran como "absolutamente histéricos". En cuanto a la prensa escrita chavista, consideran a sus directivos como unos "mediocres e incapaces, quienes en medio de una torpeza enorme, no hacen sino resaltar las gigantescas contradicciones del proceso bolivariano. En ello colabora mucho la increíble mediocridad que cubre a todo el personal político del chavismo, autores de las insostenibles políticas públicas del régimen, creando así un enorme abismo entre la retórica del gran líder y la realidad. La inocultable orgía petrolera desmiente al discurso oficial sobre el desarrollo endógeno. El autoritarismo y el militarismo en el discurso de Chávez chocan con la llamada participación popular. La ineficiencia administrativa, la corrupción masiva y la estupidez de querer abarcarlo todo y pretender callar las críticas catalogando a todo el mundo de contrarrevolucionario, es un insulto a la inteligencia". Pronto sabremos más...

Anónimo dijo...

Articulo en "El Diario Esterior" de España


Wenceslao Cruz Blanco
El Caballito Bolivariano de Chávez


Wenceslao Cruz Blanco
24 de enero de 2006


El mandatario venezolano, Hugo Chávez, ha cambiado el escudo de Venezuela. Una de las más llamativas modificaciones es la nueva orientación hacia la izquierda del caballo blanco, la razón la expuso anteriormente en uno de sus "Aló Presidente" refiriéndose a la orientación del caballo del que hasta ahora fue el escudo de armas de Venezuela: «Ese es un caballo frenado, es un caballo que alguien lo frenó y lo puso a mirar al pasado, hacia atrás, eso no es un caballo indómito (...) aquí hay un símbolo reaccionario».

Según la Heráldica - una de las Ciencias auxiliares de la Historia que se ocupa de describir los escudos de armas- los animales siempre deben mirar al lado diestro del escudo y cuando miran al lado siniestro debe advertirse que están contornados o expresar la postura que se hallan. En lo que respecta al escudo venezolano, el caballo situado correctamente hacia el lado diestro como recomienda la Heráldica, no mira hacia atrás aunque pueda parecerlo al presidente venezolano.

Según la Gran Enciclopedia de Venezuela, Editorial Globe, C.A., Caracas, 1998, refiriéndose a la descripción de la mitad inferior del escudo dice "La mitad inferior abarca un solo cuartel -de azur = azul- donde un caballo -de plata = blanco-, desbocado, con la cabeza vuelta hacia la derecha, simboliza la libertad". Esa misma descripción aparece en la propia web del gobierno venezolano.

Una ignorancia de la perspectiva y un "galopante" desconocimiento del símbolo patrio venezolano es posible haya confundido al iletrado presidente. Su empecinamiento de poner el símbolo equino mirando completamente hacia la izquierda, ignorando las pautas que recomienda la Heráldica, simplemente lo confirma cómo un inculto jefe de estado que busca cualquier excusa para acuciar más la división dentro de la sociedad venezolana.

Chávez, un demostrado autócrata de baja instrucción, que no ha tan siquiera aprovechado la "gratuita" ayuda educativa de Castro para superarse, utiliza el concepto de izquierda ideológica para trasladarlo a la imagen del escudo nacional venezolano. La medida él la entiende como una confirmación de que el cambio hacia lo que considera el "Socialismo del siglo XXI" será permanente y nada podrá cambiarlo. El despotismo de Chávez ya resulta descaradamente manifiesto pese a que siempre lo encubra de una presumible legitimidad con un congreso venezolano que no representa a la totalidad de los ciudadanos.

Cambiar la posición del caballo en el escudo venezolano es una enmienda que se antoja estúpida, pero es consecuente con la política demagógica que suele hacer una izquierda radical cuando carece de un proyecto realmente útil para la sociedad.
_________________
"La Ignorancia es la noche de la mente; pero es una noche sin luna ni estrellas."
Confucio

Anónimo dijo...

Guía rápida para detectar el
Fascismo Funcional
Gabriel Padilla

Viernes, 27 de enero de 2006

A Mari Jo

Introducción
Corría 1993 mientras Venezuela se resquebrajaba producto del sacudón de febrero de 1989 y dos intentos de golpe de estado. Mi padre frecuentaba a un viejo amigo de origen portugués, comunista hasta los tuétanos. Se llamaba Rui de Carvalho.

En aquella época el PCV apoyó la candidatura de Rafael Caldera, quien al año siguiente ocuparía la presidencia por segunda vez. Manuel Caballero fustigaba por la prensa a un incipiente movimiento que hoy se ha convertido en el chavismo. Rui, a quien recuerdo con afecto, se disgustó con la dirección del PCV. Sus amigos de izquierda lo tomaban a broma porque estaba enfermo. Durante una reunión en su casa, con una rara mezcla de picardía y amargura, dijo que Manuel Caballero trabajaba para la CIA: "Lo que sucede es que hay dos tipos de agentes de la CIA, los conscientes y los inconscientes. Manuel Caballero trabaja para la CIA pero no lo sabe." Luego remató con un guiño, sonriendo: "Y morirá sin saber que trabajó para la CIA". Si yo le hubiese contestado a Rui lo que ahora pienso, seguro habría dejado de hablarme. Pero yo apenas tenía veintidós años. No había corrido suficiente agua. El tiempo pasó. Rui nos dejó para siempre.

Diez años después, en el 2003, estaba yo en Francia durante la campaña presidencial. El Frente Nacional de Jean Marie Le Pen llegó a la segunda vuelta electoral a costa de la izquierda francesa. En el acto de cierre, se definió a sí mismo con las siguientes palabras: "Je suis économiquement de droite, politiquement de gauche, mais avant tout francais" (Soy económicamente de derecha, políticamente de izquierda y ante todo Francés) . Tuve una de esas intuiciones que no se repiten.

¿Qué es el fascismo?
Desde la revolución francesa hemos llamado derecha e izquierda a las alas políticas que representan, respectivamente, al Estado absoluto frente al individuo y sus derechos y deberes.

Identificamos la derecha con instituciones como la Iglesia, el ejército, la monarquía, los valores "conservadores", morales, verdaderos, eternos. De izquierda son los sindicatos, federaciones de artesanos, las cooperativas, organizaciones comunales, movimientos igualitaristas y, en general, los valores de "avanzada", el cuestionamiento, la ruptura.

El movimiento fascista es un invento de Musolini, aunque lo más justo sería decir que Stalin parió la criatura y Musolini le dio nombre. La palabra fascista viene de los haces de varas (los fasci) que los lictores romanos portaban como estandarte, y que Musolini retomó para su movimiento. Más tarde muchos otros le sacarían provecho, como Hitler, Franco, Perón, Nasser, Ceaucescu, Pinochet... La disparidad que evocan estos nombres es la primera pista sobre la naturaleza del fascismo.

El fascismo es la fusión deliberada de izquierda y derecha: el fascismo posee una teoría política de derechas, opera con una metodología política aprendida de la izquierda, se cohesiona a través del nacionalismo. Lo que caracteriza al fascismo es la aparente confusión de discursos. ¿Hay algo más opuesto al cooperativismo anarquista que un militar? Como se trata de corrientes contrarias, es preciso drenar la tensión de algún modo, y aquí hace su aparición el Nacionalismo, que actúa como catalizador y hace subir al gheist (el Espíritu de la época) como la espuma de la cerveza.

Hitler llamó a su movimiento Nacional-Socialismo. Por sí solas, estas palabras son opuestas, el fascismo está en el guión. Los fascistas aprendieron bien la lección de la izquierda intolerante, y en particular de los métodos de Lenin. Si toda esta trama le suena conocida al lector, es más que simple coincidencia. Así como a cada cochino le llega su sábado, a cada Lenin le sigue su Stalin o su Mussolini o su Hitler… Bien. ¿Y a cada Rómulo Betancourt?
La teoría
En el discurso fascista podemos identificar elementos como Darwinismo moral: Confusión de la Historia (Hegel) con la Evolución (Darwin) y el Destino inevitable (Marx). Así, los nazis confundían la competencia de la especies con la lucha de clases y, particularmente, con lucha de razas.

Humanismo Programático: Del cóctel de darwinismo moral con el humanismo de principios obtenemos el Humanismo Programático; un proyecto de lo que debe ser el Hombre (el ser humano), cuyo corolario inmediato es la idea de Progreso. Este proyecto es necesariamente excluyente. Como la Historia justifica la supervivencia de los seres moralmente superiores, tenemos primero los programas de vacunación, tratamiento o reeducación (cuando el disenso sólo es una enfermedad) y más tarde el exterminio y los pogromos (cuando dicha enfermedad se revela incurable).

Militarismo: Exaltación de la virilidad y los valores castrenses como la obediencia y el sacrificio a la Voluntad Suprema.

Teoría del Pueblo: Por dos vías: exaltación de lo propio, desprecio de lo ajeno. Para fabricar un sentimiento de identificación, nada mejor que el localismo y el folclorismo, el etnicismo, el indigenismo. Se exalta a los héroes pasados. Los alemanes tienen Valkirias; los italianos, Centuriones; los venezolanos, Caciques. Por otra parte se desprecian los valores demasiado universales o cosmopolitas. Se ataca a Universidades, Museos, Conservatorios; y en general, a cualquier institución donde se enseñe y estudie cultura universal.

Teoría del Destino: Proporciona sentido al sacrificio individual. El Destino es el fin de la Historia, el triunfo del Bien y el Espíritu del Pueblo; en suma, el Juicio Moral, lo cual se resume muy bien en la frase "La Historia me absolverá". Teoría del Enemigo: Da cohesión por contraposición. Cuando el Destino y el Pueblo no son suficientes, buscamos enemigos externos (el Imperio del Mal) e internos (golpistas, conspiradores, colaboradores del Mal). El brazo armado de la Teoría del Enemigo es la Sospecha Metodológica (ver abajo), inicialmente desarrollada por el Marxismo.

Teoría de la Nación: La mayoría de las naciones occidentales han nacido como producto de una evolución del absolutismo hacia la democracia liberal, que respeta los derechos individuales e instituye la propiedad privada como garantía de autonomía del individuo contra el poder absoluto del Estado (y no sólo como medio de explotación de otros ciudadanos, en la versión tendenciosa de Marx). Son asociaciones políticas que se dan a sí mismas sus propias reglas de juego democrático. Al prescindir de la democracia para crear la Nación, el fascismo debe apelar al Pueblo, al Destino; y si no es suficiente, al Enemigo.

La práctica
La praxis política del fascismo es la lección que los militares aprendieron, primero de Lenin, luego de Stalin:
Desarticulación de instituciones democráticas: Por lo ya dicho, ataca la división de poderes y la igualdad de los ciudadanos ante la Ley. La seguridad jurídica es incompatible con un régimen totalitario o absolutista.

División de la sociedad: Mediante el palo de la represión y la zanahoria de las promesas populistas. Divide y vencerás. A todos nos resulta difícil reconocer que la aceptación de un privilegio significa tácitamente la represión del resto. Esto se suele traducir en las juntas cívico-militares, que terminan siendo golpes de estado militares ayudados por una minoría civil que luego ayuda a aplastar a la mayoría de la sociedad. Sin embargo, durante la ocupación de Francia y el régimen de Vichy, los judíos franceses que eran veteranos de guerra dieron un claro ejemplo de rechazo a esta división social, al oponerse a recibir cualquier privilegio por su mera condición de excombatientes.

Concentración y ejercicio de poder: El partido fascista se vuelve un partido único o casi. El ejercicio del poder es tiránico y en ocasiones total (de allí la palabra totalitario).

Sistematización de la sospecha: El fascismo, al igual que el Marxismo, funciona como un sistema operativo con antivirus. La sospecha tiene dos ventajas. Primero, excluye cualquier diálogo con opositores. Segundo, confirma la teoría. Cuando criticamos al marxismo, lo primero que hacemos es confirmar la existencia de la Lucha de Clases (es decir, fumigándolos les damos de comer). Es casi seguro que luego dirán que tenemos una confusión ideológica, o bien que actuamos como burgueses, de acuerdo a nuestra clase social. El mismo efecto tiene criticar a un fascista. Dirá que no entendemos el Espíritu que anima a la Nación, que somos conspiradores, o ambas.

El método de la sospecha sistemática consiste en olvidar o soslayar a la crítica en sí misma y poner en duda a quien expresa dicha crítica, lo cual es mala manera de buscar el árbol genealógico de la moral (Nietzsche). Todo buen estudiante de filosofía diría que los fascistas y los marxistas se quedan con las hojas y no con el rábano. Pero si alguien saca provecho de la Sistematización de la Sospecha, ésos son los delatores. Hasta que ya no se puede hablar de política ni en la propia casa.


Sistematización de la mentira: De nuevo por dos vías: la impuesta y la autoimpuesta. Primero la mentira oficial, la mendacidad de los funcionarios del Estado. Segundo el autoengaño. Como bien ha señalado Hana Arendt, el imperativo categórico del Tercer Reich era "compórtate de tal manera que si el Führer te viera, aprobase tus actos". La pérdida de juicio crítico no se hace esperar: ¿Quién soy yo para juzgar al Dedo Supremo, si sólo el fin de la Historia dirá lo que haga falta? Hay que esperar, darle más tiempo, quizás otra oportunidad. Te pones paranoico, tranquilízate, no es posible que lleguen tan lejos …

Conclusión
Puede que Rui tuviera razón, que Manuel Caballero trabajase para la CIA todos estos años sin saberlo. Gruesa será la nómina de los agentes inconscientes, que deberían comenzar a cobrar… En defensa de Manuel Caballero diré dos cosas. Primera: el antimilitarismo es siempre una vacuna segura contra el fascismo. Segunda: durante los últimos diez años he visto a muchos que se dicen de izquierda, proclaman valores igualitarios y defienden a los excluidos y desposeídos. Son los mismos que defienden la bota de un militar y su verbo antidemocrático, su talante ofensivo y su ejercicio arbitrario y absoluto. Son igualitarios que se doblegan ante la bota, obnubilados por el Espíritu Nacional. Por otra parte vemos a diario a tantos que se proclaman opuestos al presente estado de las cosas y luego repiten lo mismo entre las filas del bando opositor. El fascismo nos carcome, el oficial y el opositor. Las consecuencias del fascismo son muchas. Desprecio de la condición humana. Persecución de minorías y disidentes. Exaltación de la Nación. Culto al Supremo Guía. Corrupción de la sociedad en todos sus estratos. Desconfianza de todos y de todo, incluida la propia familia.

Mi amigo Rui, comunista militante y tolerante convencido, se dejó llevar en sus últimos años por el canto de las sirenas nacionalistas. Para tristeza mía y castigo de su verbo mordaz, terminó pensando como un militarista más. Un agente inconsciente del fascismo. Doblemente triste: murió sin saberlo. Le sucede a cualquiera.

Los extremos se tocan. Prefiero la guerra de ideas a la lucha de clases. Una guerra de ideas claras donde cada quien asuma la corriente que prefiere, sea izquierda o derecha, como cuestión de principios. La alianza opositora debe ser una alianza en la diferencia. Una estrategia de común desacuerdo. Este es el proyecto. Sólo entonces podremos trabajar, si no juntos al menos frente a frente, derechistas e izquierdistas. Sin escamotear ni soslayar nuestras diferencias.

Luchar contra el fascismo es anteponer el diálogo a la sospecha, la tolerancia a la fuerza, el pesimismo racional al optimismo romántico. Ser tolerante no es lo mismo que ser pusilánime. Trabajar por objetivos comunes y concretos no significa declinar nuestros principios. Sólo entonces sentaremos las bases de una nueva democracia civil. Sólo de tal modo vencemos al oportunismo político del ideario fascista. Le pueden preguntar a Jean Moulin.

Anónimo dijo...

El foro empantanado
Lucy Gómez
Notitarde


La niña le dijo a su padre, un joven que no llegaba a los treinta años: "¿Y ésos qué son, papi?"

Se refería a dos muchachos que parecía que venían de escalar el Everest, pero en chancletas, uno con un gorro peruano de listas de colores calado hasta las orejas, y otro con una cachucha de béisbol, acompañados de una pelirroja de la misma pinta, pero con el cabello extendido en rizos a todo lo largo y ancho.

"Son chavistas, mija".

Y la chama le contestó: "¿Chavistas?", mirando fijamente el gorro y buscando, sin encontrar la franela roja.

"Sí, hay chavistas por todos lados".

Eran asistentes al VI Foro Mundial que han venido inundando Caracas en estos días, un montón de gente que hemos venido a descubrir, después de ser bombardeados por la propaganda del gobierno, que no venían a un foro de Chávez, sino a una reunión internacional que se quería agarrar el gobierno para sí, asunto que casi ha logrado.

Por lo demás, la incomprensión se acentúa porque nos hemos enterado -algunos lo proclaman orgullosamente, además- de que muchos de ellos vienen invitados desde países lejanos por el gobierno a tomarse unas vacaciones aquí, con todo pagado, cuando los ciudadanos de Caracas pasamos necesidades y trabajo aislados de nuestro aeropuerto internacional y nuestras playas inmediatas, gracias al colapso de nuestra principal vía de comunicación con el exterior, el viaducto Caracas- La Guaira. La ciudad sigue sucia, los alimentos caros o desaparecidos (café y leche), la inseguridad crece geométricamente y tenemos unos invitados que creen que estamos en la obligación de sonreírles, animarlos y aplaudirlos cuando empiezan en pleno vagón de Metro a darnos un discurso sobre lo asesino que es Bush en horas pico. ¿Y lo asesina que es la situación de nosotros, qué? Los invitados se quedan un poco asombrados de que todo el vagón, supuestamente beneficiario de la política social chavista, no se deshaga en aplausos, besos y en gritos de Uh, ah, Chávez no se va!, en lo que ellos abren la boca, como hicieron los jueces en la ceremonia de inicio del año judicial. Es más, han descubierto la encantadora antipatía caraqueña, una indiferencia mezclada con una pizca de asco y una mirada fija al frente, que delata el rechazo.

Claro, me he dado cuenta, tal vez casi al terminar las reuniones del foro, de que la intención aclamacionismo no es unánime. No solamente porque en realidad el famoso Foro Social no es un invento de nuestro líder, que asistió por primera vez el año pasado, sino porque a los participantes les ha pasado lo que a todos los que no sean invitados V.I.P. del comandante: empezaron a recibir sus dosis de eficiencia gubernamental, la misma que hemos soportado nosotros por siete años. Ellos, en vez de callarse, apretar los dientes y gritar Chávez hasta 2021! como hace todo militante disciplinado de este proceso, protestaron. En los alrededores de las salas de reunión, decenas de carteles en seis idiomas pidieron el primer día de plenarias, algunos de una manera desesperada que les trajeran intérpretes. "¿Es que no comprenden?", remataban algunos. Así los tuvieron un par de días.

Al grupo más joven y hiposo lo enviaron a unos parques a dormir. El Vinicio Adames que queda en las afueras de Caracas, muy bonito para pasar un día de sol, y Los Caobos, casi frente a las salas de reuniones. Pero no contaban con el "invierno" venezolano, hecho de lluvia incesante en las noches y que se aparece cuando le da la gana, porque aquí no hay estaciones marcadas sino un clima loco que va y viene según se produzcan o no convergencias intertropicales, huracanes o aletee una mariposa en el Atlántico. Nuestros precioso parques se inundaron, se volvieron enormes pozos de pantano y sus instalaciones colapsaron inmediatamente. No son parqueaderos para turistas, como existen en otros países. No tienen zonas acondicionadas para eso. Los invitados también se han quejado de ese pantano que no los dejó dormir y les estropeó sus pertenencias. Lo han dicho en las plenarias. Las avenidas de Caracas son turismo de aventura, imagínense nuestros parques, dejados a la mano terrible de uno de los alcaldes más ineficientes de Latinoamérica, Freddy Bernal. Para colmo, el transporte a los sitios más alejados funciona sólo hasta las diez de la noche, asunto que les ha fastidiado más que el pantano, porque vamos a estar claros, las reuniones más concurridas del foro son las rumbas y como todo muchacho que se respete, irse a la cama a las diez de la noche un día de fiesta es una raya.

En fin, mientras los invitados al festival menos favorecidos (las categorías sociales no se acaban en estos foros) se quejaban de la falta de organización de los patrocinadores, que no registraron a todos los que se inscribieron por Internet, que dejaron abandonados en la frontera a delegaciones enteras, etc., etc., el gobierno trancaba la principal arteria vial del centro de la ciudad, la avenida Bolívar, durante tres días, lo que causó que todos los caraqueños que trabajan o viven alrededor, sufrieran colas de tránsito de tres horas o que simplemente no pudieran salir de su casa. El metro se atapuzó. Los ladrones hicieron su agosto y la nube de marihuana que rodeaba a muchas de las marchas y de las reuniones de los participantes no hizo mucho por mejorar la imagen del famoso foro. Hasta ahora no nos hemos enterado de ninguna conclusión, consideración, propuesta general, de los participantes.

Esa es otra. Yo pensaba que habría unas conclusiones, unas disposiciones, por ejemplo, cruzar el mar Caribe en barcos que digan "Abajo la política asesina de Bush, viva Chávez", o algo. Pero no. La cosa es conocerse, intercambiar direcciones, ir a las fiestas y pegar las propuestas individuales en tres muros en Caracas, que lo lea el que quiera. Me he enterado además de que hay dos corrientes en el Foro, una que cree que podrían ir avanzando hacia la concreción de propuestas, es decir, irse enseriando. Y otra, integrada por los nuevos participantes en su mayoría, que piensa que feria, bonche y proceso deben ser el signo de los tiempos. Un lugar para el encuentro, intercambio y turismo social. En este sentido rumbeador la única excepción ha sido la de los cubanos, a quienes no los han dejado ir solos a ninguna parte y que hasta a la marcha de inicio del Foro los llevaron en autobuses de la Procuraduría, sin dejarlos caminar por Caracas, no vaya a ser cosa. Los tienen en Fuerte Tiuna, no intervienen en las reuniones, ni nada.

En fin, tal vez los más serios, en materia de hacer conocer sus propuestas al resto de la población que visitan, han sido los marihuaneros, quienes no sólo han fumado a todo lo largo y ancho, sino solicitarán este domingo el levantamiento de la prohibición de la marihuana en una concentración que saldrá de la Plaza de los Museos a las 4 de la tarde. La concentración se llama Liberen a María Caracas 2006.

De esta nube antiimperialista y bonchona, ideologizada y complacida consigo misma, que va y viene de país en país viéndose el ombligo, no nos queda mucho. No nos pudimos conocer. Sólo percibimos desde lejos el pantano, el humo y la música.

Anónimo dijo...

Eli Bravo
El Universal

Preguntas obligadas

HACE TIEMPO que no hablamos, Juan. Al menos 10 años. Creo que la última vez fue cuando te entrevisté en mi programa matutino por tu libro Los medios de los medios. Desde entonces he sabido de ti por los noticieros y algunos amigos comunes. Han pasado muchas cosas, es verdad, y ninguno de los dos somos exactamente aquellas mismas personas. Más que una década, pareciera que ha sido un siglo. Yo sigo dedicado al periodismo, eso quizás lo sabes, y te confieso que me sorprende un poco verte como alcalde. Pero como te decía, han pasado muchas cosas.

La última vez que te vi fue el pasado martes 10 de enero como invitado al programa "La Hojilla". Vestías una camisa beige clara, tipo safari, sobre una franela roja y lucías la misma barba candado de siempre. Se te notaba muy cómodo en tu silla giratoria. ¿Y cómo no estarlo? Estabas en tu ambiente, poderoso, adulado por tu anfitrión, disparando frases a mansalva con esa inteligencia corrosiva que te caracteriza. Los dos se divertían de lo lindo con imágenes de "Aló Ciudadano", y a pesar de las protestas de mi familia, logré que no cambiaran el canal. Ellos asumen que mi costumbre de saltar entre Globovisión y VTV es una excentricidad profesional que logro tolerar por el hecho de vivir en el exterior.

En un momento comentaron el buen humor que Leopoldo Castillo exhibía en su programa. "¿Por qué estará tan contento el matacura?" te preguntó Mario Silva. "Debe ser que él mató al hijo y por eso anda feliz" le respondiste entre risas.

Te lo juro, me costó creer lo que escuchaban mis oídos. Esa misma mañana había hablado con Leopoldo para decirle cuanto lamentaba la muerte de su hijo y darle ánimos ahora que volvía al aire. Fue un cáncer fulminante. Tú bien sabes lo dura e inclemente que puede ser esa enfermedad, pues en tiendo que tu padre murió de cáncer pulmonar.

No miento al decirte que hasta el agua que bebía me supo mal. Vi el programa hasta al final, todo el tiempo buscando algo que me explicara como habías podido soltar esa metralla y seguir adelante. Yo sé hasta donde puedes llegar con las palabras, he leído muchas de tus declaraciones y comentarios, pero Juan, esto fue demasiado.

No pude dormir. Hay cosas que quitan el sueño. Por eso me levanté a escribir de madrugada. Desde la primera línea me propuse esquivar cualquier agresión, insulto o calificación. De eso tenemos de sobra en los medios y la calle. ¡Y mira lo que son las cosas! de pronto me di cuenta que en lugar de buscar explicaciones era mejor seguir creyendo que existía eso que llaman conciencia. Y me vino una pregunta que todos deberíamos hacernos la próxima vez que estuviésemos frente al espejo.

¿En qué clase de persona me he con vertido?

La respuesta, Juan, la puedes guardar para ti. No espero que me la reveles la próxima vez que nos veamos personalmente.

Y si te parece que preguntarse algo así no viene a lugar, o que es una pendejada, o que así es la política o que es una pérdida de tiempo, entonces me habrás respondido.

Anónimo dijo...

Que lástma, se acabó el FORO DE BUHONEROS

Anónimo dijo...

En Público y confidencial
Damian Prat
Como habla tanto, muchas veces dice cosas que pasan "por debajo de la mesa" y dejan de ser noticia en pocas horas. Algo de eso ocurrió el viernes pasado en medio de una "cadena" (¿hasta cuando encadenará la libre decisión de los venezolanos de ver y escuchar lo que deseen?) con motivo de una "graduación" de la Misión Robinson II. Chávez quiso "explicar" la colosal torta que ha puesto su laaaaargo gobierno de siete años con el viaducto de la autopista Caracas-La Guaira. Se nota que su famosa "Sala Situacional" le ha informado del disgusto y la molestia que hay en Vargas y Caracas por el caos y porque el pueblo -que no es bobo- se da cuenta que Chávez y su gobierno han sido flojos e irresponsables con ese asunto tan grave. Por eso trata de dar una "explicación". A ver cuántos de sus seguidores la repiten como "loros" y a ver si detiene su caída en las encuestas. La cosa fue sencillita. "La autopista la privatizaron", gritó como quien está denunciando un acto criminal. "imagínense, la privatizaron", chillaba. Era un intento de seguir con el juego de "los malos de antes" a ver si desvía la atención. Por supuesto que no dijo que la tal "privatización", no fue otra cosa que haber entregado en concesión la administración de la autopista para que con el dinero que se recaudara con el peaje, esa empresa no sólo hiciera el mantenimiento normal (bacheo, limpieza de monte, pintura, etc) sino que el contrato la obligaba a construir el nuevo viaducto paralelo en un plazo de dos años. También escondió la información que en aquel momento, con el barril de petróleo a 8 y 10 dólares, no había dinero para disponer fondos del Estado para hacer el viaducto. Pues bien, dice entonces Chávez que "cuando nosotros llegamos al gobierno rescindimos ese contrato". Y eso es cierto, aunque se cuidó de agregar que en aquel año 1999 al echar atrás la concesión, Chávez argumentó que "el gobierno solo puede hacer todo eso", lo cual es el "quid" de la cuestión. Ya van siete años y no ha hecho nada. No lavó ni prestó la batea.

Así, decía cosas y callaba otras, para llegar a ésta perla: "Cuando ya nosotros estábamos a punto de empezar a construir el nuevo viaducto... llegó el paro petrolero y no pudimos hacerlo porque se nos acabó el dinero". ¡Carajo! Lo que él llama "el paro petrolero" fue en 2002. Antes, habían pasado el 2000 y el 2001 donde nada se hizo. No hay allí ninguna obra, ni siquiera obra preliminares. Nunca jamás se aprobó ningún presupuesto. ¡Ni tan siquiera se puso la "primera piedra"! Luego vino 2003 y pasaron 2004 y 2005. Tampoco se hizo nada en esos tres años. ¿Qué se le acabó el dinero, dijo? ¿Lo escucharon o leyeron bien? ¡Se le acabó el dinero al gobierno! Y por eso -pobrecitos- no pudieron hacer el nuevo viaducto. Con el barril de petróleo a 40, 50 y hasta 60 dólares. Pero trata de cobear a su gente diciéndoles que "se le acabó el dinero". ¿Y la chequera derrochadora de Don Regalón? ¿Acaso no lo hemos visto repartiendo dinero y petróleo a diestra y siniestra en el Bronx, en Argentina, Uruguay, Ecuador, Bolivia? Y sobre todo a Fidel. Casitas en Pinar del Río, refacción del sistema eléctrico de La Habana, núcleos endógenos en no-se-cual-lugar de Cuba. oficinas del Banco Industrial, de CVG Internacional, de Bancoex, de Bandes, de Pdvsa. Petróleo subsidiado. De todo para Fidel. Pero su gobierno "no pudo hacer el viaducto porque se acabó el dinero". ¡Caradura! ¿Cuántos de sus seguidores, por más fanatizados que estén, se habrán molestado por el intento de tomarlos por tontos con esa justificación chimba?

Y LOS LOROS LE CREEN Y REPITEN LO QUE DICE
LA VERDAD ES QUE EL VIADUCTO NO SE CONSTRUYÓ POR CULPA DEL PARO, SI DEL PARO QUE TIENE ESTE PAÍS DESDE HACE CASI OCHO AÑOS.

EL VIADUCTO SE LO RESTREGAREMOS HASTA EL CANSANCIO

Anónimo dijo...

A LA OPINIÓN PÚBLICA


Contra las alusiones antisemitas en el discurso oficial venezolano


Nosotros, escritores y artistas, profesores e investigadores, intelectuales venezolanos de diversa formación y credos, tanto creyentes como agnósticos, independientemente de nuestra posición respecto de la política del Estado Israelí, hemos visto con asombro y consternación la aparición de ciertas alusiones antisemitas apenas encubiertas en el discurso del Presidente de la República, tal como lo acaba de denunciar ese siempre vigilante Centro Simón Wiesental que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial ha estado, con el aplauso de la opinión pública mundial, persiguiendo implacablemente los criminales de guerra nazis que lograron escapar de la justicia de Nürenberg; así como denunciando las manifestaciones de un racismo nunca enteramente muerto.

Las palabras pronunciadas por el Presidente el 24 de diciembre del año 2005 en el llamado Centro de Desarrollo Endógeno “El manantial de los sueños”, contienen dos viejos tópicos antisemitas: el de “los que crucificaron a Cristo” (lo cual ya dejó de ser versión oficial de la Iglesia Católica) y que luego, a lo largo de los siglos, han acumulado la riqueza en detrimento, se supone, de los gentiles.

Que a medio siglo apenas del Holocausto haya un gobernante en el hemisferio occidental capaz de repetir esos lugares comunes que serían ridículos sino estuviesen manchados con la sangre de millones de seres humanos de toda edad y condición, ya sería alarmante. Pero por desgracia, no se trata de una declaración aislada del Presidente, como fácilmente puede constatarse en otras manifestaciones del discurso ideológico del régimen. Es bien sabido que, durante un tiempo, el hoy Presidente estuvo asesorado por el aventurero Norberto Ceresole, que se jactaba de no ser antisemita, ni oponerse sólo a la política del Estado de Israel, sino de ser “antijudío”, o sea, enemigo “de un pueblo cuya vocación traidora se remonta a su huida de Egipto”. Por primera vez en quinientos años de historia, alguien se atrevía a hacer propaganda antisemita en Venezuela.

Como si fuera poco, un fundamentalista fanático, hoy Presidente de la República Islámica de Irán, que pretende que el Holocausto sea una mentira de la propaganda judía y que, además, se deba borrar del mapa al Estado de Israel, anuncia con entusiasmo su solidaridad con un eventual “eje del bien” en América Latina. Acto seguido, el gobierno venezolano anuncia su intención de invitarlo a nuestro país.

Se trata de signos ominosos orientados hacia el intento de integrar a Venezuela (cuyo orgullo era el de ser uno de los países más tolerantes del mundo en materia racial y religiosa) en un “eje” racista e intolerante.

Estas peligrosas tendencias deben ser denunciadas y combatidas antes de que se pierda la condición humana en nuestra sociedad, antes de que sea demasiado tarde. Es por eso que consideramos nuestro deber moral e intelectual alertarlo ante Venezuela y el mundo.



Firman:

Estrella Abecassis de Laredo, Profesor Titular de Física, Universidad Simón Bolívar, Premio Nacional de Ciencias

Clemy Machado de Acedo, Profesora jubilada de la UCV y de la UCAB

Ximena Agudo, Profesor Titular, UCV

Oscar Aguilera Profesor Titular de la ULA adscrito al HUMANIC, Centro de Investigaciones en Ciencias Humanas,

Director de FERMENTUM, Revista Venezolana de Sociología

Marisol Aguilera Meneses, Profesora Titular Emerita y ex -Directora de la División de Ciencias Biológicas, Universidad Simón Bolívar

Javier Aizpurua, Impresor

Alicia Álamo Bartolomé, Arquitecto, periodista y escritora

Miguel Albujas, Profesor-Investigador del Instituto de Filosofía. UCV.

Milos Alcalay, Profesor de Derecho Internacional Publico de la Universidad José Maria Vargas, ex-Embajador

Miguel Alonso, Profesor e investigador en el área de Química Ecológica en la Universidad de Los Andes

Alexandra Álvarez, Docente e investigadora de la Universidad de Los Andes.

Daniel Anido, Economista. Profesor agregado de la ULA

Nelly Arenas, Historiadora, Profesora-Investigadora del CENDES

Claudia Arias, Psicoanalista

Aixa Armas, Arquitecta

Edda Armas, Poeta, Presidente del PEN CLUB de Venezuela

Rafael Arraiz Lucca, Escritor y Director de la Fundación de Cultura Urbana

Diego Arria, Académico Visitante de la Universidad de Columbia en NY, ex Embajador ante la ONU

Mónica Esses de Asseraf

Gerty Avellán

Andrés Aviles, Representante de los Estudiantes ente el Consejo Universitario (CU) de la UCV

Cecilia Ayala, Galerista

Guillermo Barrios, Profesor Titular y Coordinador Docente de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Central de Venezuela

Oscar Bastidas-Delgado, Coordinador General del Centro de Estudios de la Participación , la Autogestión y el Cooperativismo, Universidad Central de Venezuela

Alexandra Beech, Escritora y dramaturga

Marisa Kohn de Beker, Profesora jubilada de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela y miembro activo de la comunidad judía

Margarita Belandria, Profesora-Investigadora. Escritora. Coordinadora del Grupo Investigador Logos: Filosofía, Derecho y Sociedad del Centro de Investigaciones Jurídicas. Directora de la Revista Dikaiosyne. Universidad de Los Andes. Mérida.

Alfredo Bello, Profesor Titular de Física de la Universidad Simón Bolívar

Amalio Belmonte, Profesor de Sociología de la Universidad Central de Venezuela, ex-Director de la Escuela de Sociología

Ricardo Benaim

Armando Bendayan, Estudiante

Enrique Beracasa, Administrador diplomado de la Escuela de Altos Estudios Comerciales de Paris

Virginia Betancourt, Directora Fundación Rómulo Betancourt

Nicolás Bianco, Profesor Titular de Medicina, Director del Instituto de Inmunologia, Coordinador Emerito de Investigaciones, Facultad de Medicina, Universidad Central de Venezuela

Carlos Blanco, Profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela, ex-Ministro para la Reforma del Estado, Analista Político

Demetrio Boersner, Profesor Titular de Relaciones Internacionales de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello, Ex-Embajador de Venezuela en varios países

Irmina Bucholska, Diseñadora Gráfica MBA, Royal College of Art. Diseñadora Industrial. Directora de laInmobiliaria En m2

Robert Bottome, Editor

Ruth Blumenkranz de Bottome, Bióloga

Natalia Brandler, Profesora del Departamento de Ciencias Sociales, Directora del Instituto de Altos Estudios de América Latina, Universidad Simón Bolívar

Roberto Briceño-León, Sociólogo, Profesor Titular Emerito de la UCV , Director de LACSO

Regina Ventura de Brik, Psicóloga Clínica y Psicoanalista

Luis Brito, Fotógrafo

Ing. José Brunstein Z. Brunstein Ingeniería, C.A.

Eleonora Bruzual, Escritora y Periodista, Analista Política de los Noticieros de Radio Mambí 710 AM del Circuito Univisión Radio (Miami, Florida). Columnista de los Diarios El Universal (Venezuela) y Nuevo Herald (Miami, USA)

Elizabeth Burgos, Psicóloga. Escritora

Manuel Caballero, Historiador, Miembro de la Academia de la Historia

Rafael Cadenas, Poeta

Carmen Fernández de Caleya, Directora de Relaciones Internacionales, Universidad Simón Bolívar

Colette Capriles, Profesora de Ciencias Sociales, Universidad Simón Bolívar, Columnista

Juli Carbonell

Luis Carbonell, Ex Presidente del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

Antonio Cárdenas, MsC, PhD, Microempresario y Consultor Gerencial

Elsa Cardozo, Profesora de Relaciones Internacionales de las Universidades Central de Venezuela y Metropolitana

Romelio Carrasquel, Profesor de Procesos y Sistemas, Universidad Simón Bolívar

Lino Carrillo, Ingeniero Químico

Adicea Castillo, Profesora de Economía de la Universidad Central de Venezuela, Miembro del Centro de Estudios de la Mujer – CEM

Arturo Castillo, Ing Mecánico, Magíster en Administración de Empresas y Magíster en Gerencia de Proyectos de Ingeniería.

Virginia Olivo de Celli, Profesora titular de la Universidad Pedagógica LIbertador, ex-ministra de la Familia y Presidenta del Centro de Investigación Social, Formación y Estudios de la Mujer (CISFEM).

Jesus Civit, Profesor. Universidad Católica “Andrés Bello”

Carolina Coddetta, Profesora de la Universidad Simón Bolívar

Carlos Colina, Profesor-Investigador del Instituto de Investigaciones de la Comunicación Social – ININCO, UCV

Martha Colmenares, Periodista. Blog por los presos políticos

Simón Alberto Consalvi, Escritor, ex-Ministro de Relaciones Interiores y ex-Canciller, ex-Embajador

Jesús Contreras, Profesor titular de la Universidad de Los Andes

Armando Córdova, Profesor Titular Emerito de Economía de la Universidad Central de Venezuela, Miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Alfredo Coronil Hartmann, Politólogo, Abogado, MS y Ph.D. en Administración Pública, escritor.

Andrés Correa Guatarasma, Periodista

Gaby Chalbaud C., Socióloga

Marlyn Chávez, Representante Estudiantil ante el CU de la UCV

Isaac Chocrón, Escritor, Director de Teatro

Sonia Chocron, Escritora, Miembro de las Juntas Directivas del Centro de Estudios Sefardíes y de Fundavisual Latina

Marta De La Vega, Profesora Titular en Ciencia Política, Universidad Simón Bolívar y en Filosofía, Universidad Católica Andrés Bello.

Victoria de Stefano, Escritora

Alicia Di Prisco, Profesora de la Escuela de Física, UCV

Maria Cristina Di Prisco, Médico. PhD Inmunología. Profesor Investigador Titular. Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela.

Jorge Díaz Polanco, Profesor-Investigador del CENDES

Anita DuMont, Resistencia Civil de Venezolanos en el Exterior (Recivex)San Francisco U.S.A.

Daniel Duquenal, Ph.D en Biología Molecular.Editor de Venezuela News and Views

Samuel Eskenazi, Medico-Pediatra

Frida Alter de Eskenazi, Psicóloga

Julián Ferris, Arquitecto

Carlos Armando Figueredo Planchart, Ex Vicerrector de la Universidad Metropolitana
Profesor de Derecho Penal en la Universidad Central de Venezuela

Mercedes de Freitas, Directora de TRANSPARENCIA VENEZUELA

Gonzalo Feijoo

Iván Feo, Cineasta. Profesor de la Escuela de Artes, Universidad Central de Venezuela (UCV)

Alicia Freilich, Periodista, escritora

Miriam Freilich, periodista

Arnaldo José Gabaldon, Profesor Honorario, Universidad Simón Bolívar, ex-Ministro

Esther Gamus, Profesora-Investigadora y ex-Coordinadora de Investigaciones del CENDES

Paulina Gamus, Abogada

Raquel Gamus, Consejera universitaria y profesora titular de la Universidad Central de Venezuela (UCV)

Beatriz García A., Periodista y Miembro de Gente de Petróleo

Rodrigo García-Alejo, Ceramista

Cecilia García Arocha, Profesora de odontología y Secretaria de la Universidad Central de Venezuela

Humberto García Larralde, Profesor de Economía y ex-Vicerrector Administrativo de la UCV

Graciela Soriano de García-Pelayo, Profesora de Historia Política,Universidad Central de Venezuela

Néstor Luis Garrido, Guionista, periodista y Profesor de la Escuela de Comunicación Social, Universidad Católica Andrés Bello

Víctor Guedez, Presidente de la Consultaría en Ética y Responsabilidad Social empresarial - CERSE

Luis Aníbal Gómez, Escritor y periodista

Stalin González, Presidente de la Federación de Centros Universitarios – FCU, UCV

María ElenaGonzález Deluca, Postgrado FHE-UCV.Historia Maestría en Historia de América.

Moraima Guanipa, Periodista y profesora de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela

Vicente R. Gutiérrez Santos, CPA, Ciencias Sociales y Derecho Público. Masters en Management, Marketing yFinanzas. CEO y DG de Empresas. Profesor de Escuelas de Negocios. Ex-presidente del Centro Cubano de España (Madrid).

Patricia Guzmán B., Doctora en Literatura Hispanoamericana, Profesora de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello

Angel Hernández, Profesor Emerito de la Facultad de Ciencias y ex-Vicerrector Académico de la Universidad Central de Venezuela

Ramón Hernández, Periodista

Tosca Hernández, Socióloga, Profesora-investigadora de la Universidad Central de Venezuela

Ana Herrera, Psicoanalista

Bernardino Herrera, Profesor-Investigador, Instituto de Investigaciones de la Comunicación , Universidad Central de Venezuela

Mariano Herrera, Director Fundador del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, ex-Director de CINTERPLAN-OEA y ex-Profesor del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela

Luís Herrera Cometta, Profesor de la Escuela de Letras, UCV

Solveig Hoogesteijn, Directora y Productora de cine, Gerente Cultural

Magally Huggins Castañeda, Profesora-Investigadora del CENDES-UCV

Sofía Imber, Periodista

Rodolfo Izaguirre, Cineasta

Angelina Jaffe, Directora Académica, Centro de Estudios Estratégicos y de Relaciones Internacionales

Verónica Jaffe, Escritora y Profesora de la UCV

Miriam Kornblith, Profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas del UCV. Ex Vice-Presidenta del CNE

Gisela Kozak Rovero, Profesora de la Escuela de Letras de la UCV, narradora y ensayista

Karl Krispín, Escritor

Margarita La Scalea, Odontóloga, Coordinadora del Subprograma Samuel Robinsón de la UCV

Miguel Angel Latouche R

Carole Leal Curiel, Profesora de Historia de las Ideas, Universidad Simón Bolívar

Natan Lederman Sokol, Director de la Escuela de Economía de la Universidad Santa María

Adrián Liberman Lifschitz, Psicólogo Clínico-Psicoanalista, Miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas – SPC, Docente de postgrado en las Universidades Central de Venezuela y Católica Andrés Bello

Hugo López Chirico, Director de Orquesta, Escultor y Escritor, Profesor Emerito de la ULA

Marielsa López, Educadora, Investigadora y Coordinadora de Investigaciones del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas

Ana Loreto, Profesora de Arquitectura, UCV

Vivian Lucy, Comunicadora Social y directora de Comisión de Medios de WIZO.

Alicia Leisse de Lustgarten, Psicoanalista, Presidenta de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas – SPC

Oscar Lucien, Sociólogo, Profesor de la UCV , ex-Director del ININCO

Dov Lustgarten, Diseñador

Thais Maingon, Profesora-Investigadora del CENDES

Héctor Malave Mata, Profesor Titular de Economía de la UCV, Miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Manuel Malaver, Periodista

Freddy Malpica Pérez, Ex-Rector de la Universidad Simón Bolívar

Luis Marín Rengifo, Abogado y Politólogo

Trino Márquez, Sociólogo, Profesor de la UCV, Director Académico CEDICE

Víctor Márquez M., Profesor de Medicina y Miembro del CU de la UCV

Joaquín Marta Sosa, Profesor de la Universidad Simón Bolívar, escritor

Rita Martin, Narradora y poeta, Visiting Assistant Profesor, Davidson College Davidson, NC 28035 e-mail: rimartin@davidson.edu

Argenis Martínez, Escritor y periodista

Ricardo Martinez Iglesias, Periodista

Carlos Mascareño, Sociólogo, Profesor-Investigador del CENDES

José Meliá, Psicoanalista, Psiquiatra

Ramón Melinkoff, Profesor Titular de Economía de la UCV

Maria del Carmen Miguez, Psicoanalista de la Sociedad Psicoanalítica de Caracas, Directora de la Revista T ®opicos

Corina Mondolfi, Psicóloga, Profesora universitaria y consultora Independiente

Carlos Monsalve, Coordinador COMPARTE UCV

Cristal Montañés, Presidenta de Internacional Venezuelan Council for Democracy

Maritza Montero, Profesora de Psicología, Universidad Central de Venezuela

Mercedes Montero, Socióloga, Miembro Fundador de UNAPETROL y de Gente del Petróleo

Acianela Montes de Oca, Periodista, Jefe del Departamento de Periodismo, Escuela de Comunicación, Universidad Católica Andrés Bello

Fabio Morales, Profesor Titular de Filosofía, Universidad Simón Bolívar

Antonio Moreno, Ciudadano

Carlos A. Moros Gershi, Profesor Emerito de Medicina y ex-Rector de la Universidad Central de Venezuela

Maria Fernanda Mujica, Periodista

Simón Muñoz Armas, Profesor Emerito de Medicina y ex-Rector de la Universidad Central de Venezuela

Isaac Nahon, Consultor en Comunicaciones para la Salud

Eleazar Narváez, Profesor de Educación y Vicerrector Académico de la Universidad Central de Venezuela

Fulvia Nieves, Profesora Titular y Miembro del CU de la UCV

Omar Noria, Profesor Titular de la USB

Nela Ochoa, Artista Plástico

Ligia Olivieri, Artista, Premio Nacional de Artes Aplicadas

Rómulo Orta, Profesor de la Facultad de Medicina y Miembro del CU de la UCV

Carolina de Oteyza, Urbanista y teóloga, profesor universitario y asesora en proyectos comunitarios

Caroline de Oteyza, Profesora de ComunicaciónSocial y Directora del Centro de Investigación de la Comunicación de la Universidad Católica Andrés Bello

María del Carmen de Oteyza, Licenciado en Quimica, Doctorado en Fisicoquimica

Carlos Pacheco, Crítico literario. Profesor Titular y ex Decano de Postgrado de la Universidad Simón Bolívar

JulioPacheco Rivas, Artista plástico

Franklin Padilla, Psiquiatra. Director del postgrado de Psiquiatría U. C. V. sede Hospital Psiquiátrico de Caracas.

Juan Carlos Palenzuela, Critico de arte

Yolanda Pantín, Poeta y Editora de EL PUENTE

Antonio Paris, Profesor de Medicina y Rector de la Universidad Central de Venezuela

Antonio Pasquali, Profesor Emerito de la Universidad Central de Venezuela, Ex-Subdirector General de la UNESCO

Rolando Peña, Artista Plástico

Maria Mercedes Pérez, Prof. Titular, Dpto. Procesos y Sistemas, USB Dr. en Química Aplicada

LuisPérez- Oramas, Escritor

Mariasol Pérez Schael, Profesora UCV, ensayista, columnista

Vilma Petrash, Profesora de Ciencias Políticas en el Miami-Dade College

Enrique Planchart, Ph.D, Profesor Titular de Matemáticas, Universidad Simón Bolívar

Teodoro Petkoff, Editor TALCUAL

Ariel Pocaterra Herazo, Doctor en Medicina, Maestría en Salud Pública.

Maria Gabriela Ponce, Investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Universidad Católica Andrés Bello

Adriana Prengler, Psicoanalista

María del Pilar Puig, Directora de la Escuela de Letras de la UCV

Luken Quintana, Coordinador de la Maestría Diseño de Políticas, Facultad de Humanidades y Educación, UCV

EddieRamírez S, Ingeniero Agrónomo, Mag. Sc

Luís David Ramírez, Ingeniero Mecánico, Miembro Fundador de Gente del Petróleo

Rafael Ramírez, Profesor Titular Emerito y Miembro del CU de la UCV

Tulio Ramírez, Profesor Titular de la Escuela de Educación de la UCV

Maria Elena Ramos, Ensayista, Investigadora de Artes Visuales, ex-Presidente del Museo de Bellas Artes

Lourdes Dina Rensoli Laliga, Profesora de Filosofía Madrid

Julie Restifo, Lic. Comunicación. Actriz.

Rodolfo Rico, Profesor Titular Emerito de la Facultad de Ciencias, UCV

Aída Rimeris, Psicoanalista

Luz Marina Rivas, Doctora en Letras, Profesora de la UCV

Nelson Rivera, Director Papel Literario de EL NACIONAL

Fernando Rodríguez, Profesor de Filosofía, Universidad Central de Venezuela

Irene Rodríguez Gallad, Historiadora, Profesora Titular de Economía de la UCV

Roberto Rodríguez Abreu, Trabajador

Violeta Rojo, Profesora, Universidad Simón Bolívar

Malena Roncayolo, Cineasta

Francisco J. Rondón, Consultor Gerencial. Docente de diversos postgrados. Coordinador de la ONG Democracia Permanente

Elizabeth Safar, ex-Directora del ININCO, UCV

Adolfo P. Salgueiro, Jefe de la Cátedra de Derecho Internacional, Universidad Católica Andrés Bello, Miembro del Consejo Fundacional

Marisol Sandoval Sánchez, Psicólogo y Psicoanalista

Brunilde Sansò, Profesora Titular Departamento de Ingeniería Eléctrica École Polytechnique de Montréal.

Mary Seemann, Psicóloga CI 6084603

Jeno Seemann CI 3181382

Edith Shiro, Psicóloga Clínica, New York

Martha Shiro, Instituto de Filología "Andrés Bello" Universidad Central de Venezuela

Rodolfo Schmidt, Periodista, Analista político

Margot Schrem, Psicoanalista

Jesús Serra, Prof. Titular de la Escuela de Letras de la Universidad de Los Andes.

Arturo Serrano, Profesor y Coordinador de la Cátedra de Honor de la Universidad Católica Andrés Bello

Héctor Silva Michelena, Profesor Titular Emerito de Economía Política de la Universidad Central de Venezuela

Corna Silvio, Compositora

Heinz R. Sonntag, Profesor Titular Emerito de Sociología de la Universidad Central de Venezuela, ex-director del Centro de Estudios del Desarrollo - CENDES

Eduardo Stein, Ingeniero Agrónomo

Susana Strozzi, Psicóloga, Profesora-Investigadora de la UCV

Antonio Suels Aranda

Maria Eugenia Talavera, Profesora de la Universidad Simón Bolívar

Félix J. Tapia, Profesor-Investigador de la UCV , Presidente de ASOVAC

Adela Tarnawiecki, Escultora

Maruja Tarre, Internacionalista y Analista Politica

Nelson Tepedino, Profesor de Filosofía, Universidad Simón Bolívar

Helly Tineo, Economista, MA Reading University (United Kingdom), Investigador Estudios Internacionales London School of Economics, ex-Profesor de Economia UCV, ex-Viceministro CORDIPLAN, ex-Director BCV, ex-Director CAF

Daniel Topel Mujica, Oceanógrafo y Acuicultor

David Topel Mujica, Abogado

Michael Topel Carriles, Empresario

Dolores Torres, Psicóloga y Psicoanalista

Héctor Torres, Escritor. Editor de Ficción Breve Venezolana

Ildemaro Torres, Profesor Universitario, Facultad de Medicina UCV

Julio Torres, Ingeniero y Politólogo

Thaelman Urgelles, Cineasta

Iruna Urruticoechea, Periodista

Luis José Uzcátegui Velasco, Médico psiquiatra, escritor y analista psicopolítico

Magdalena Valdivieso, Politóloga, Profesora Asociada UCV

Carlos Valedon, Psiquiatra y Psicoanalista

Fermín Valladares, Ingeniero

Maria Teresa Van der Ree, Presidenta de RECIVEX

Javier Vidal, M.Sc. Teatro Latinoamericano. Actor. Dramaturgo. Periodista.

Carmen Vincenti, Escritora, Profesora Titular de Lengua y Literatura de la Universidad Simón Bolívar (USB)

Alicia Villamizar, Biologa y Profesora de Estudios Ambientales, Universidad Simón Bolívar

Gladis Villaroel, Profesora de la Escuela de Educación, Universidad Central de Venezuela (UCV)

Eleonora Vivas, PhDPsicóloga, Profesora Titular Universidad Simón Bolívar

Orlando Vizcarrondo, Decano de la Facultad de Farmacia, UCV

Patricia Wegenast, Publicista, Venezuela Netzwerk Deutschland

Federico Welsch, Profesor Titular Emerito de Ciencia Política, Universidad Simón Bolívar y Universidad Central de Venezuela

Fernando Yurman, Psicoanalista

Corina Yoris, Filósofa. Directora de la Maestría en Filosofía. UCAB. Presidente de la Sociedad Venezolana de Filosofía.

Luís Zambrano Seguin, Economista

Pedro León Zapata, Artista

Enero 26, 2005

Anónimo dijo...

Solo estamos esperando que hagan una, y una sola mencion del septimo aniversario de Hugo el Primer Charlatan de la Republica Bolibanana de Venezuela... y donde lo esta pasando. Por que no en Venezuela? porque no hace su cuestion en la Av. Bolivar? Que paso, bebe recibio una pela con el viaducto? Va donde papacito pa' que lo consuele?

Nos vamos a divertir una bola dandoles por el que te conte...

Anónimo dijo...

ELLOS CELEBRAN ESE DIA 4 DE FEBRERO.
EN REALIDAD ES UN DÍA DE LUTO.
ESE DÍA COMENZARON, CHÁVEZ Y SUS SECUACES, A TEÑIRSE LAS MANOS DE SANGRE.